Noticias

¿Cómo usar el desfibrilador externo automático - DEA?

La sobreexposición a pantallas digitales durante la cuarentena puede afectar la salud visual

 

¿Qué es un DEA?

El Desfibrilador Externo Automático (DEA) es un aparato portátil y de fácil uso que permite revertir el Paro Cardiaco, analiza automáticamente el ritmo cardíaco de una persona que está sufriendo un paro y cuando sea necesario, libera una descarga eléctrica al corazón para restablecer su ritmo normal

 

¿Cuándo usar un DEA?

En una situación donde haya una parada cardíaca, ocurre cuando el corazón, de manera súbita e inesperada, deja de bombear sangre. Puede pasarle a cualquiera, en cualquier momento y las señales incluyen el desplome repentino y la pérdida del conocimiento.

 

¿Quién puede hacer uso del DEA?

Es labor de toda persona prestar una primera ayuda en forma adecuada y responsable, puede que a algunas personas les dé miedo usar un DEA porque les preocupa que algo salga mal, pero el dispositivo va dando instrucciones de cómo usarlo, además que la probabilidad de supervivencia disminuye entre un 7 y 10 por ciento por cada minuto que una víctima permanece en un estado de arritmia potencialmente mortal. No es sólo labor de los profesionales y personal de salud.

Muchos DEA están a plena vista, puedes encontrarlos en lugares como instituciones educativas ya sean colegios o universidades, centros comerciales, supermercados y aeropuertos.

La Universidad de la Salle, cuenta con DEA’S en cada sede en Bogotá, estás son sus ubicaciones:

 

Norte: 1er piso, Edificio San Benildo – Frente a la papelería.

Candelaria: Candelaria: 2do piso, Bloque D - Al lado de la recepción.

Chapinero: 1er piso, edificio Hno. Fabio Gallego Arias (administrativo) – Columna cerca de las escaleras.

 

 

 

¿Cómo usar el DEA?

 

  1. Mantén la calma.
  2. Active los servicios de atención médica del lugar donde se encuentra y/o llame a la línea 123.
  3. Encienda el DEA (algunos encienden sólo retirando la tapa protectora y otros se encienden oprimiendo el botón de encendido) y siga las instrucciones que son dadas verbalmente por el DEA.
  4. Coloque los parches del DEA sobre el tórax desnudo de la víctima y conecte los cables de conexión al dispositivo DEA (algunos DEA tienen cables preconectados). Los parches tienen dibujados los sitios para su colocación: Uno en la parte derecha y superior del tórax debajo de la clavícula y al lado del esternón. Otro en la parte inferior izquierda a aproximadamente 5 a 7 centímetros por debajo de la axila  
  5. Aléjese de la víctima y advierta que nadie la toque para así permitir que el DEA analice el ritmo.
  6. Si el DEA aconseja una descarga, le indicará que se aleje de la víctima y que la administre.  Debe pulsar entonces el botón de DESCARGA.

 

¿Qué otras consideraciones debo de tener en cuenta?

 

  • Si hay vello torácico se debe rasurar rápidamente el área donde se van a colocar los electrodos, lo cual se hace con una máquina de afeitar convencional, que siempre debe estar disponible junto con el DEA.
  • Si la víctima se encuentra sumergida en el agua debe ser sacada del agua y su tórax secado rápidamente con una toalla u otro elemento que se encuentre disponible.
  • Si la víctima tiene implantado un desfibrilador o un marcapasos, que se reconoce como un pequeño abultamiento en el tórax, debe colocar los parches lejos de estos dispositivos
  • Si la víctima es una mujer en estado de gestación, los parches del DEA se colocan de manera convencional tal y como aparece en las ilustraciones de los parches.

Puedes tomar cursos y/o capacitaciones de Primer Respondiente, para conocer como actuar en situaciones de urgencia y emergencia.

 

BIBLIOGRAFÌA

 

Asociación Americana de Corazón (AHA) en: https://ebooks.heart.org/epubreader/soporte-vital-basico-librodelproveedor?epub=https%3A%2F%2Freaderservices.heart.org%2Fahapublisher%2F50161772%2Fepubreader%2Freprocess_155238%2Fe

https://www.fda.gov/consumers/articulos-para-el-consumidor-en-espanol/como-los-desfibriladores-externos-automaticos-dea-en-lugares-publicos-pueden-reanimar-corazones