Noticias

Unisalle ganadora de A ciencia cierta

Criptomonedas, Bitcoin

Los tres proyectos acompañados por la Universidad de La Salle en el concurso A ciencia cierta fueron ganadores luego de la etapa de votación pública. Estas experiencias, escogidas entre diecinueve finalistas, son acompañadas desde Unisalle a organizaciones comunitarias en los departamentos de Boyacá, Cundinamarca y Tolima, quienes a través de sus prácticas en economía circular promueven procesos de producción o servicios que contribuyen a la mitigación del impacto ambiental e impulsan el crecimiento económico de las comunidades en sus territorios implementado prácticas de ciencia, tecnología e innovación.


Los grupos de investigación reconocidos en este concurso de Minciencias son Indetec, representado por Elsa Fonseca, docente de la Escuela de Ciencias Básicas y Aplicadas; Territorio, hábitat y paisaje, representado por el profesor Daniel Esteban Unigarro de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo; y Educación ciudadana, ética y política, representado por Mariluz Nova Laverde, maestra de la Facultad de Economía, Empresa y Desarrollo Sostenible.


Las iniciativas seleccionadas recibirán un incentivo económico de cien millones de pesos para su fortalecimiento a partir de procesos de apropiación social del conocimiento mediante ciencia, tecnología e innovación. 


“Recibir estos recursos por parte de Minciencias representa la posibilidad de seguir aportándole a la comunidad a través de la innovación y la investigación que adelantamos desde Unisalle. En lo personal, esto es significativo porque demuestra que existen formas particulares de hacer las cosas y creo que aquí lo estamos demostrando”, expresa Daniel Unigarro, docente investigador de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo.


Por su parte, Mariluz Nova, docente investigadora de la Facultad de Economía, Empresa y Desarrollo Sostenible, recalca, “lo más relevante de este concurso de Minciencias es que pone en el centro los conocimientos y necesidades de las comunidades. Se trata, por un lado, de dar reconocimiento nacional y visibilidad a las comunidades, y, por otro lado, de propiciar un ejercicio de autoevaluación con el fin de identificar las necesidades de fortalecimiento de la experiencia en comunidad”.


Este reconocimiento es un impulso para la Universidad de La Salle y los grupos de investigación pues se refirma el compromiso con la transformación social y productiva del país, y es reflejo del enorme impacto que tiene la academia cuando se construyen alianzas con las comunidades locales.