Noticias

“Volver a las prácticas de los años 90” César Niño González

En Colombia la delincuencia se ha convertido en el diario vivir de los colombianos. La seguridad es cada vez menor y la comunidad manifiesta su preocupación ante el poco accionar de los entes reguladores de seguridad en el país. En estos días empezó a circular una nueva modalidad de robo a través de algunas plataformas digitales de transporte la cual se enfoca en brindarle al usuario gel o alcohol para la desinfección, el cual es alterado con otras sustancias para provocar somnolencia o pérdida del conocimiento del usuario y posteriormente, robarlo.

César Augusto Gonzalez docente de la Facultad de Economía, Empresa y Desarrollo Sostenible nos explicó porque en Colombia la delincuencia está en alza: “en el año 2022 el Acuerdo de Paz cumple 6 años de haber sido firmado y a la fecha solo se ha implementado entre un 23% al 28% del mismo. El crimen en pandemia tuvo los índices más altos en nuestro país, hoy hay 113% más niños que hacen parte del ELN, las Farc y grupos armados y así mismo existe una insatisfacción ciudadana frente a las políticas públicas del país, la gente cree menos en la justicia y por ende la ciudadanía se empieza armar”.

César propone que los ciudadanos implementen las prácticas que se usaban en los años 90 como por ejemplo, avisarle a alguien siempre donde está, compartir las placas del vehículo y de ser posible, la ubicación en tiempo real a través de aplicaciones de mensajería digital además de decirle a alguien con qué personas va a estar, de esta manera podremos estar más seguros.

Uno de los puntos que más enfatiza el profesor González es que “no hay peor idea que darle armas a la ciudadanía para que haga lo que debe hacer el estado en sí mismo, nosotros como ciudadanos le hemos dado la autoridad a los policías, fiscalía y demás entes de control para que nos protejan con las armas y por eso nosotros como ciudadanos renunciamos a ellas”.

Invitamos a la ciudadanía a utilizar las líneas de atención al ciudadano como la línea 123, la línea púrpura 155, escribiendo al WhatsApp 3007551846 o acercarse a la fiscalía y hacer la respectiva denuncia, en caso que sea necesario. Es importante tener en cuenta que cuando se hacen uso de estos mecanismos la policía y los entes de control están informados de lo que sucede en las comunidades de nuestro país y se puede realizar una trazabilidad de lo acontecido.