Noticias

Como protegerse de la luz azul

La luz azul es emitida por fuentes naturales como el sol y por fuentes artificiales como los dispositivos electrónicos. “La luz azul, como tal, es necesaria para una buena función visual, ayuda a que se pueda tener una buena agudeza visual, así logramos ver en tercera dimensión, con ella podemos diferenciar los colores, y por último, la necesitamos para ver con contraste”, explica Jimmy Reyes, docente e investigador de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de La Salle, quien agrega que, “no toda la luz azul es perjudicial para la salud visual; esta se divide en dos partes: encontramos la luz turquesa que es necesaria para una buena visión y también está la luz azul violeta, que es la que se relaciona con algunos daños y sintomatologías a nivel ocular”.

Cuando se trabaja frente a dispositivos electrónicos sin un manejo adecuado de pausas activas se puede presentar molestia en los ojos, cansancio, ardor visual, enrojecimiento en los ojos; además se puede ver afectada la calidad y producción de las lágrimas.  Por el efecto de concentración hay menos frecuencia de parpadeo, lo que hace que la lágrima se evapore mucho más fácil y el ojo quede desprotegido. Los anteriores son síntomas que están relacionados con la luz azul y con la prolongada exposición que se tiene a los dispositivos electrónicos. 

Dado que la luz azul se encuentra tanto de forma natural como artificial, es importante protegerse del sol, así como de los dispositivos electrónicos. “El sol es la principal fuente de producción de luz azul, por eso se recomienda utilizar gafas oscuras, lentes fotosensibles; protegerse con sombreros o gorras es una forma de evitar el contacto directo con este tipo de luz”, comenta el profesor Reyes. 

Para la protección visual se encuentran en el mercado distintos elementos ópticos como los lentes intraoculares con filtro UV, lentes de contacto con filtro UV, lentes oftálmicos con completa protección a la luz azul y filtro UV. “Si desea evitar el agotamiento visual que generan los dispositivos electrónicos que emiten luz azul, además del uso de lentes con filtros, se recomienda la realización de pausas activas, por cada 20 minutos de trabajo se deben tener 20 segundos de descanso visual. De igual manera, es importante tener control de horario en el uso de este tipo de dispositivos electrónicos, principalmente en los niños, ya que en la actualidad están muy expuestos a este tipo de luz y en exceso esto puede afectar la visión del menor”, agrega Reyes.