Seleccione clear

Escuela de Humanidades

Misión y Visión

Misión

La Escuela de Humanidades y Estudios Sociales es una unidad académica que en el espíritu lasallista propende por un humanismo solidario, responsable, crítico y comprometido con la vida. De naturaleza multidisciplinaria, promueve la formación en diferentes niveles educativos con perspectivas diversas e innovadoras relacionadas con las necesidades socioculturales, artísticas y espirituales.

La Escuela apuesta por el fortalecimiento del tejido social a través de la institucionalización, la participación política, la incidencia en políticas públicas y la ética colectiva, reconociendo la diversidad y la emergencia de humanismos, humanidades y ciudadanías, así como la reconfiguración de nuevas subjetividades. Esto, desarrollando en sus integrantes habilidades investigativas, de intervención social, sensibilidades estéticas e interioridades profundas que reconocen la diferencia desde la fraternidad y la sororidad, permitiéndoles actuar en las fronteras de la deshumanización y transformando los escenarios de injusticia social que afectan la convivencia y la casa común.

Visión

En el año 2030 seremos reconocidos como una escuela de referencia en humanidades y estudios sociales a nivel latinoamericano, que se caracteriza por:

  • Ofrecer una formación humanista y Lasallista, dentro de un sistema de formación, investigación e innovación que, desde la perspectiva del Desarrollo Humano Integral y Sostenible como un campo de diálogo y acción, privilegia la ecología de saberes, la transdisciplinariedad, el pensamiento crítico y la generación de conocimiento.
  • Ser una unidad que se compromete con la resignificación socio humanística, la incidencia de la participación, la gestión de las políticas públicas y el fortalecimiento de las instituciones democráticas, de los tejidos y de los movimientos sociales y comunitarios.
  • Ampliar el conocimiento en las humanidades y estudios sociales a todo profesional de la Universidad. Tener una aspiración transversal, para pensar la Escuela como un camino colectivo propiciando el diálogo de saberes y conocimientos.
  • Interrelacionar los conocimientos. Apostar a construir prácticas que materialicen nuevas metodologías de enseñanza y nuevas estructuras para el trabajo científico, tecnológico, pedagógico, artístico y espiritual. Los seminarios, conferencias, laboratorios y demás escenarios entendidos como herramientas esenciales de innovación pedagógica.
  • Innovar desde su vocación (inclusiva, artística y espiritual); conformación (administración cooperativa, autosuficiente y autónoma - células de trabajo), y en las relaciones (mediación pedagógica situada y corresponsable).
  • Ejecutar desde la investigación: transferencia interactiva. Extensión pertinente e impactante. El aula y el investigador son una unidad de aprendizaje e innovación.
  • Gestionar desde la dinámica del conocimiento: sistema, campo y regiones; es decir, que la Escuela sea deliberativa, que le permita establecer puentes y autonomía en gestión de conocimiento y a nivel administrativo.
  • Generar una apuesta colectiva que involucre a los estudiantes en las formas y métodos de producción de conocimiento. 
  • Construir una identidad que permita reconocer a la Escuela como un espacio de formación incluyente.
  • Construir trayectorias vivas que propicien el diálogo y faciliten una estructura académica que responda a la vitalidad del conocimiento; reconocer a la Escuela como un espacio de experiencia y vivencia.
  • Acompañar, ser acompañado y ser agente de escuela; propiciar unas relaciones que permitan hacer vivo un sistema complejo y que eviten el aislamiento.