Seleccione clear

La Universidad

Acreditación

Por la Salle que todos queremos y que juntos estamos construyendo con excelencia

"El modelo de acreditación en alta calidad para programas académicos e instituciones busca promover la alta calidad como atributo necesario de la educación superior, a fin de lograr que estudiantes, profesores, egresados, empleadores, y la sociedad en su conjunto, reconozcan en la acreditación de programas académicos e instituciones una condición distintiva autónoma, nacional e internacional, que atiende el mejoramiento de la calidad de la educación superior, en armonía con las dinámicas sociales, culturales, científicas, tecnológicas y de innovación" (CESU, Acuerdo 02 de 2020). "La acreditación es el reconocimiento de la alta calidad que otorga el Ministerio de Educación Nacional a los programas académicos y a las instituciones que cumplen con los más altos criterios de calidad y que realizan sus propósitos y objetivos, teniendo en cuenta la naturaleza jurídica, identidad, misión, tipología, niveles de formación y modalidades", (CESU, Acuerdo 02 de 2020)

En tal sentido, la Universidad de La Salle con el fin de lograr la mejora continua de la calidad académica a través de la Dirección de Planeación Estratégica, unidad encargada de acompañar a la institución y a las unidades académicas en los diferentes procesos de autoevaluación, ha venido consolidando una dinámica de autoevaluación y autorregulación como elemento central del Sistema Integrado de Gestión para el Aseguramiento de la Calidad; dando como fruto los elementos necesarios para el reconocimiento de alta calidad ante el Consejo Nacional de Acreditación y el Ministerio de Educación Nacional según lo previsto en la Ley 30 de 1992 y su reglamentación.

Es importante reconocer que la acreditación institucional y la acreditación de los programas académicos son complementarias, pues, mientras la acreditación institucional es entendida como un todo, la de los programas es considerada como partes integrales de ese todo; es decir, la acreditación de programas no hace un examen exhaustivo de la calidad de la Universidad, ni la acreditación institucional constituye un análisis riguroso completo de cada uno de sus programas académicos. No obstante, la acreditación institucional solo es posible donde existen programas con excelente calidad académica.