Seleccione clear

CLEO

¿Qué es el CLEO?

Jóvenes Reunidos leyendo

Es un espacio o escenario de carácter sociocultural de formación y acompañamiento a las prácticas de lectura, escritura y oralidad de la comunidad lasallista. El CLEO es un espacio o escenario de carácter sociocultural de formación y acompañamiento a las prácticas de lectura, escritura y oralidad de la comunidad lasallista.

El propósito del CLEO es contribuir en la formación para toda la vida de lectores, escritores e interlocutores críticos, inclusivos, y con una sólida capacidad para comprender y producir diversidad de textos dentro y fuera del contexto académico.
 

Postulados

Las tertulias permanentes de las que participa el equipo base del CLEO han favorecido al reconocimiento de los principales postulados del Centro alrededor de la Lectura, la Escritura y la Oralidad.

Postulados lectura

La lectura profunda 

  • La Lectura Profunda (LP) es necesaria cuando se pretende un aprendizaje profundo.
  • La LP implica atender los intertextos y acudir al “bagaje intelectual” o a la “enciclopedia” en el sentido de Italo Calvino.
  • La LP favorece el desarrollo del pensamiento relacional o analógico. 
  • La LP implica contar con una biblioteca particular que aporte a la comprensión del texto.
  • La LP requiere la desconexión, implica una especie de retiro, de aislamiento tanto físico como mental.
  • La LP implica la lectura de la totalidad del texto para tener el todo. Leer fragmentos deriva en un pensamiento fragmentado. 
  • La LP implica una atención canalizada y direccionada sobre el texto. Obliga atender el detalle; obliga a releer las veces necesarias
  • La LP obliga a detenerse, hacer pausas, desacelerar el afán que esta época ha generado en las personas. 
  • La LP requiere “picar” menos en muchas lecturas y ahondar más en pocas. 

Lector profundo

  • Un LP puede navegar, moverse y bucear en distintas aguas, por sus habilidades, conocimientos y experticias; hace intertextos.
  • Un LP tiene mayor conciencia del acto lector y el potencial que le ofrece esta relación transaccional con el texto. 

Literatura

  • La literatura aliviana la vida cotidiana y la vida académica. 
  • El mundo universitario también necesita respirar literatura; no se accede a todo el conocimiento por vía de lo lógico; se necesita también lo analógico. 
  • La literatura favorece procesos de pensamiento altamente relacionables que, poco a poco, aportan a la “rapidez” mental. No se trata de la lectura rápida, sino de la agilidad mental para asociar ideas.

Escenarios para la lectura profunda

  • Las tertulias, los seminarios, las conversaciones sostenidas son escenarios propicios para ahondar en textos que requieren ser estudiados o comprendidos. Esto vale para docentes y estudiantes. 
  • Las clases que privilegian textos que se leen y releen. 
  • Las clases que privilegian textos que se leen y releen. Investigar sobre las prácticas lectoras de los jóvenes en la pantalla y en libro impreso.

Postulados escritura

De la historia de la escritura

  • En el desarrollo de la escritura de los niños y las niñas se revela la evolución de la escritura de la humanidad entera. 
  • Las necesidades de contar, organizar, jerarquizar dieron origen a la escritura. Mucho tiempo después, hubo la necesidad de representar el mundo con figuras literarias como la sinécdoque, la metonimia y la metáfora que jugaron un papel fundamental en la construcción de nuevos significados a partir de representaciones pictóricas. 
  • El logro del alfabeto fue una revolución para la humanidad. Con solo 27 letras es posible decir el mundo entero. 

De las cualidades de la escritura

  • Toda escritura es tecnología de la mente, es un artefacto cultural, altamente necesario para el desarrollo del pensamiento en los escenarios educativos universitarios. De ahí la necesidad de conocerla en sus particularidades y en sus diferencias, expresadas en tipologías textuales o modelos textuales.  
  • La escritura ha permitido al humano conservar, transportar y transmitir a lo largo del tiempo y el espacio los mundos posibles. 
  • La escritura trasciende y es comprometedora. Después de pronunciar las palabras, éstas desaparecen, pero las palabras escritas permanecen. 
  • La escritura aporta al discernimiento profundo de la persona. 
  • La escritura diaria y continua va desarrollando paulatinamente el pensamiento y puede generar cambios en éste; es un cultivo que garantiza una cosecha de conocimiento y de saber. 

Del acto de escribir

  • La escritura se da en forma gradual, no es inmediata. Implica meditar y reflexionar con antelación; implica unas etapas de planeación y organización, relectura y corrección de varias versiones hasta conseguir el producto final; también obliga contar con un acervo cultural y un variado repertorio de palabras.
  • La corrección es tan importante como la creación. Crear y corregir van de la mano. En los momentos actuales, de rapidez e inmediatez, la corrección está subestimada, pero es altamente importante: aporta una mirada integral al escrito; ayuda a descubrir errores y omisiones; facilita identificar lo que se puede mejorar; aporta conciencia sobre el destinatario de la escritura. 
  • La descripción es un modelo textual apropiado para iniciar un proceso de escritura. Necesita educar la mirada y enriquecer el léxico; bien lograda, llega a impactar incluso los procesos de investigación orientados a generar nuevo conocimiento. 
  • La práctica del aforismo aporta al desarrollo de habilidades como la inferencia, la deducción, el análisis y el contraste; es un insumo que permite agudizar el pensamiento crítico. 
  • Una buena puntuación no es un accesorio de la escritura. La puntuación razonada aporta en la comprensión de quien escribe y de quien lee. 
  • La escritura académica obliga procesos de preescritura, escritura y pos-escritura.

Postulados oralidad

  • La conversación es genuina cuando proviene de un esfuerzo auténtico y comprometido para entender al otro desde el lugar de quien escucha. 
  • Con la oralidad se puede ser elocuente y valerse de gestos, énfasis y movimiento corporal para hacerse entender, mientras que con la escritura no es tan fácil la elocuencia: quien escribe necesita ponerse de lado del lector para pensar y reflexionar las palabras que van a constituir su escrito.