Noticias

Estrés, ansiedad y sueño

La sobreexposición a pantallas digitales durante la cuarentena puede afectar la salud visual

¿QUÉ SON EL ESTRÉS, LA ANSIEDAD Y EL SUEÑO?

El estrés y la ansiedad son respuestas normales, que se presentan cuando estamos expuestos ante un peligro inminente, activando diferentes mecanismos de respuesta. Sin embargo, cuando estas respuestas son muy intensas, duran demasiado o son muy frecuentes, ahí empiezan las dificultades, porque estas respuestas son incompatibles con el sueño, generando insomnio.

Así mismo, una vez instaurados los problemas de insomnio, se aumentan los niveles de estrés y ansiedad, lo que hace que haya mayor dificultad para descansar bien y tener un buen sueño.

El estrés genera muchos cambios fisiológicos, como la elevación del cortisol, altera la prolactina y la serotonina, también relacionadas con la emoción y el amor.

¿Y POR QUÉ ES IMPORTANTE DORMIR BIEN, PARA TENER UNA ADECUADA SALUD MENTAL?

Dormir es un proceso fisiológico muy importante para nuestra salud mental, porque permite la recarga de energía, la activación inmunológica, la regulación térmica y cerebral, y según las etapas regulan hormonas y sustancias diferentes. En nuestros estudiantes de la Universidad, es muy importante para mantener una adecuada capacidad de aprendizaje y tener un correcto funcionamiento cerebral.

Muchos trastornos de salud mental son generados por la dificultad para poder dormir y es de forma bidireccional: muchas enfermedades de salud mental se manifiestan por alteraciones en el sueño y el no dormir podría también ser un trastorno primario.

Hay teorías que dicen que el sueño funciona como una válvula de respuesta emocional y por lo tanto nos ayuda a prepararnos para responder y dar respuesta a nuestros problemas.

¿EL INSOMNIO ES UN TRASTORNO DE SALUD MENTAL O ES UN TRASTORNO DE OTRO TIPO?

El insomnio puede tener dos orígenes: un origen primario y un origen secundario, es muy frecuente y se presenta más en las mujeres que en los hombres. Se caracteriza por una dificultad de conciliar o mantener el sueño, o ambas cosas, y esto origina alteraciones en la atención, dificultad para el aprendizaje, dificultad para reaccionar, alteraciones en la memoria, en el juicio y para la toma de decisiones, produciendo cambios en el humor y riesgos de accidentes, entre muchas otras cosas.

Dentro del origen primario, es cuando no está relacionado con otras patologías y secundario es cuando es ocasionado por otras enfermedades, por factores ambientales, uso de medicamentos o de algunas sustancias, entre ellas cafeína y energizantes, de uso a largo plazo.

Con el paso del tiempo las horas de sueño se van disminuyendo; también, con la juventud es más fácil restablecer la energía con pocas horas de sueño, pero eso sólo es la parte física, no de la parte fisiológica o mental del sueño; pero dormir sólo 4 horas no está bien a ninguna edad.

¿DORMIR MAL, PREDISPONE A DESARROLLAR DEPRESIÓN O UN TRASTORNO DE ANSIEDAD?

Los trastornos de sueño son muy frecuentes en la población universitaria y han sido asociados a síntomas de depresión y aumento de ansiedad e ideas suicidas.

Para muchos el paso por la universidad produce mucha presión y cambios, lo que genera factores de riesgo para estrés, ansiedad, depresión y trastornos de sueño. Por eso al iniciar las alteraciones en el sueño de forma temprana, es muy importante ver que está pasando y si estas mejoran al realizar una adecuada higiene del sueño y seguir todas las recomendaciones o si no hay mejoría, buscar si hay algo más como síntomas de depresión o ansiedad, pero si los primeros síntomas no fueron alteraciones en el sueño, sino ansiedad, el insomnio será más consecuencia de ésta.

¿DE QUÉ MANERA LAS ALTERACIONES DEL SUEÑO AFECTA A NUESTRA MENTE?

Cuando hay una privación del sueño voluntaria o involuntaria, al día siguiente no se podrá centrar la atención de manera óptima y por lo tanto no podremos estar al 100% de nuestras capacidades cognitivas, lo que nos va a impedir que aprendamos adecuadamente o que estemos en capacidades óptimas para consolidar la memoria y no se logra almacenar el aprendizaje.

Se ha demostrado que una noche sin dormir, reduce la probabilidad de almacenar conocimiento, casi en un 40%, adicionalmente nos volvemos más lentos, menos precisos y con menor capacidad para resolver problemas y tomar decisiones.

¿NOS PUEDES ORIENTAR ALGO SOBRE QUÉ ES LA HIGIENE DEL SUEÑO?

Llamamos higiene del sueño a todas las medidas que debemos adoptar para tener un buen sueño: ambiente cómodo, un espacio que nos genere tranquilidad, aromaterapia, musicoterapia, ropa cómoda, pantallas apagadas, la rutina que se sigue para prepararse para dormir, el utilizar la cama solamente para descansar…poner nuestro cuerpo en un estado de reposo; también evitar las bebidas energizantes, la cafeína.

Para saber más puedes investigar acerca de: 10 mandamientos de la higiene del sueño.

UNA PERSONA QUE TIENE ESTOS SÍNTOMAS, ¿DEBERÍA ACUDIR CON ALGUIEN PARA MANEJARLOS? YA SEA EL MÉDICO GENERAL, EL PSICÒLOGO O UN ESPECIALISTA.

Una de las señales de alarma es que hayamos hecho todas estas medidas de las que hemos hablado para mejorar el sueño y no logremos mejoría; entonces está bien consultar al Médico General o al Psicólogo, o al Psiquiatra, porque en temas de salud emocional trabajan de la mano; finalmente no importa a cuál de los tres se consulte; lo importante es consultar.

Para mayor información escríbenos al correo serviciomedico@unisalle.edu.co