Noticias

¿Qué significa el alza de la gasolina?

Criptomonedas, Bitcoin

El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, anunció que esta alza se hará con el fin de mitigar el déficit que se ha generado por el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc). Según el Ministerio de Minas y Energía el subsidio que da el Gobierno a los precios de la gasolina y el ACPM generó una deuda de $15,9 billones del Estado con Ecopetrol; además la Fepc presenta un hueco fiscal de 10 billones de pesos por trimestre, por lo que para alcanzar el precio de paridad internacional se debía incrementar los precios de los combustibles.


Según Tatiana Polanía, docente del programa de Economía de la Universidad de La Salle, “esta decisión no solo afectará al ciudadano que consume gasolina, sino directamente al sector minero energético, pues generará un efecto sobre un tipo de población que no había sido identificada”. Polanía también explica que esta alza de precios se debe a la situación energética mundial, “la crisis energética es una problemática a nivel mundial y no podemos desconocer que no hemos actuado dadas las circunstancias de los choques globales”, dice la docente.


El actual presidente Petro ha justificado por medio de redes sociales esta decisión “el déficit de estabilización de precios de los combustibles por falta de pago del gobierno anterior es de 10 billones por trimestre. Es decir, casi 40 billones anuales. Casi la mitad del déficit del presupuesto nacional se produce al no subir el precio de la gasolina”.


Sin embargo, otros sectores han mencionado que este hecho provocará graves consecuencias económicas para el país. El presidente de la Federación Colombiana de Distribuidores de Derivados del Petróleo, Juan Carlos Vélez Uribe, aseguró en una entrevista a la Revista Semana, que “si se llega a eliminar el Fepc, la gasolina y el diésel quedarían en un promedio de 17.000 pesos”. Además, la firma Raddar proyecta que por cada 10 por ciento que suba la gasolina, la inflación en el país subiría 0,5 puntos adicionales.


Polanía comenta que hay que tomar estas decisiones con tranquilidad y ver que “Colombia tiene unos costos elevados de operación y transacción frente a la explotación de nuestro subsuelo y hay que empezar a replantear cuáles serán los mejores escenarios tanto para el país en beneficio del PIB pero también en beneficio de la población”.