Noticias

El panorama de la educación superior rural en Colombia

Criptomonedas, Bitcoin

De los desafíos que enfrentan los pobladores de las regiones rurales en Colombia, uno de los más preocupantes es la desigualdad en el ámbito educativo. El 68% de las universidades se encuentran en Bogotá, Antioquia, Atlántico y Santander; lo que deja a las demás zonas del país sin cobertura de educación superior. Por otra parte, solamente el 2% de los jóvenes rurales pueden acceder a un pregrado.


Olga Lucia Sánchez, representante del Ministerio de Educación Nacional, hace un llamado a las universidades del país a pensar en cómo trabajar en la oferta académica e inclusión de los jóvenes rurales; así como es necesario comprender los baches académicos que se presentan desde la educación primaria y media. Una de las razones por las que los estudiantes desertan en los primeros semestres es porque no cuentan con las competencias básicas y socio-emocionales para enfrentarse a la vida universitaria. 


Parte de que en la ciudad se presenten mayores oportunidades que en el campo, es debido a que culturalmente se ha centralizado el sector urbano. La ruralidad tiene gran diversidad y sus propias dinámicas, por tal razón allí el modelo de educación debería adaptarse a los intereses de los jóvenes, quienes tienen la disposición de estudiar pero no consiguen alinearse con el sistema ya prestablecido, así lo señalaron los participantes del foro, Marco Fidel Vargas, PhD en educación; Sandra Milena Giraldo Cardona, subdirectora de proyectos Programa de Educación de la Fundación Aurelio Llano Posada y Lina María Montoya, gerente de Impacto e Innovación social del Grupo Bancolombia. 


Ellos concordaron en que, para cumplir con el progreso económico, la seguridad alimentaria y los Objetivos de Desarrollo, precisamos priorizar el crecimiento del campo, el cual abastece el 70% de los alimentos del país y merece mayor atención por parte de las instituciones gubernamentales y académicas colombianas. 


La Universidad de La Salle prioriza el desarrollo rural dentro de sus objetivos de trabajo, por tal motivo Utopía fue una iniciativa que se planteó en respuesta a las desigualdades innegables que sufre el campo.  Principalmente, cumpliendo con la inmersión de la institución física en Yopal, de tal manera que los jóvenes campesinos estuvieran más cerca de sus zonas de origen, y así, se preocuparan por convertirse en líderes de progreso en sus comunidades, ciudadanos aptos para la paz, empresarios del campo, profesionales altamente capacitados y gestores de conocimiento. 


En suma, Utopía se ajusta a la ruralidad entendiendo sus particularidades y las de sus habitantes, con tal de ser parte del cambio, tanto de la realidad nacional como de las vidas de todos los jóvenes que hoy cuentan con una beca completa para acceder a la Universidad, y de todos aquellos que merecen seguir construyendo su proyecto de vida.  

Conoce más sobre el proyecto Utopía aquí.