Noticias

Mujeres migrantes que emprenden en Colombia

En Colombia, según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en 2018 residían 965.015 extranjeros de distintas nacionalidades. Teniendo en cuenta esta situación, Yolanda Sánchez Álvarez, docente investigadora de la Universidad de La Salle, en su proyecto "Frontera resistencia y vulnerabilidad de mujeres inmigrantes emprendedoras en Colombia" abordó la situación de distintas mujeres latinoamericanas que emigraron a Colombia para tener un estilo de vida diferente.

De acuerdo con Sánchez, “las razones por las cuales las personas migran a otro país son diversas como, por ejemplo, las guerras, la inestabilidad política y económica e incluso el cambio climático. Sin embargo, hay un tipo de migración motivada por la vulnerabilidad de la mujer, la cual se describe en este estudio”. 


En cuanto al perfil de las mujeres emprendedoras en Colombia, de acuerdo con la Cámara de Comercio de Bogotá, para el 2018 el 66.1% de estas mujeres eran propietarias de su negocio; el 12.9% gerentes; el 4.3% administradoras; el 3.9% representantes legales. En dicho estudio no se hace distinción sobre si son mujeres emprendedoras extranjeras o no, lo cual indica que la falta de estudios que caractericen y den cuenta de los aportes que las mujeres emprendedoras migrantes hacen al país que las acoge. 


Esta investigación también demuestra que las mujeres emprendedoras migrantes tienen muchas dificultades que enfrentar antes de emprender como el rechazo social, la violencia física, la discriminación, el miedo por la inseguridad del país, el desempleo, el miedo al fracaso del emprendimiento, el riesgo a confiar en las personas con las que se decide trabajar, entre otras.


Sin embargo, es importante ver estos procesos de migración como la ocasión perfecta para tener un enriquecimiento cultural de ambas partes. “Se debe construir un alto nivel de confianza, hay que tolerar la diversidad. Cualquier país es bueno para migrar ya sea por la condición de cercanía o que compartimos culturas similares, pero la pedagogía y respeto son claves y fundamentales. Dejemos de pensar que el extranjero viene a quitarnos, porque en muchos casos la migración, contrario a lo que se cree, es positiva y permite un desarrollo social y económico del país que los recibe”, concluye Sánchez.