Noticias

Legalización del trabajo informal: ¿una utopía?

La informalidad en el ámbito laboral es una de las formas de trabajo más comunes en las ciudades colombianas. A lo largo del tiempo, ha preocupado a muchos expertos las condiciones actuales de la informalidad dado que presenta algunas características específicas en áreas como la contratación y la remuneración de dichas actividades. 

Con el propósito de brindar un panorama mucho más amplio sobre la situación de pobreza e informalidad, el docente Roberto Mauricio Sánchez de la Facultad de Economía, Empresa y Desarrollo Sostenible, desarrolló la investigación titulada Poverty and labor informality in Colombia.

En esta investigación se determinó que las personas consideradas pobres en Colombia no lo son porque no trabajen, sino porque el ingreso que reciben producto de su actividad laboral es significativamente bajo, generando que no puedan acceder a unos parámetros y servicios mínimos que garanticen una mejor calidad de vida.

Para mejorar estas condiciones laborales el profesor Sánchez plantea, desde un ejercicio de micro simulación, una política de formalización laboral la cual en sus palabras “es hipotética y restringida dadas las situaciones laborales actuales y sus normativas. Sin embargo, mejorando las condiciones laborales de los colombianos se puede impactar de forma positiva en las cifras de pobreza actual de la sociedad.”

La informalidad en Colombia es un tema bastante heterogéneo que requiere de mucha cautela no solo a la hora de realizar investigación, sino de presentar información o soluciones al respecto debido a que hay diversas características especiales que impiden que el proceso se haga de forma rápida y efectiva.

Por tal motivo,  Roberto Sánchez menciona algunos puntos a tener en cuenta para iniciar un proceso de cambio y de formalización de estas actividades laborales los cuales se enfocan en ser más estrictos con la normativa laboral en sectores con alta productividad y capacidad de acumulación, fortalecer las instituciones laborales, garantizar condiciones laborales a trabajadores en dependencia económica (como trabajadores por plataformas) y realizar una política de cambio estructural resaltando el papel fundamental de la industria

Finalmente, el proceso de formalización del trabajo informal no es trivial para un país en donde más de la mitad de la población vive de este modo, así que es necesario realizar un ejercicio muy dedicado con el Gobierno Nacional, la academia y porque no, el sector industrial y empresarial para poder abrir nuevos caminos hacia una reducción de pobreza y un mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores colombianos.