Noticias

Gestión de las micro y pequeñas empresas en entornos caóticos

Docentes lasallistas del programa de Administración de Empresas, María Teresa Ramírez y Carlos Mario Muñoz, presentaron su investigación titulada Prácticas de gestión de Pymes en entornos caóticos en el capítulo de libro que se publicará en la editorial IGI Global, el cual evalúa las prácticas en distintas áreas, planteando variables como la gestión del desarrollo humano, análisis de mercadeo, proveedores, gestión de finanzas, de ventas, de operación y producciones, de innovación, de mercadotecnia y de responsabilidad empresarial para solucionar y estabilizar los entornos caóticos en los que se desenvuelven las empresas. 


Las Mypes en Colombia, según la profesora María Teresa Ramírez, “representan el 90% de la actividad económica del país, aportan cerca del 30% del PIB nacional y aproximadamente emplean al 65% de la fuerza laboral”. Sin embargo, el principal problema de estas organizaciones es la tendencia a desaparecer entre el primer y tercer año de funcionamiento.


Para Carlos Mario Muñoz un ambiente caótico es aquel que no es lineal y produce incertidumbre a las organizaciones. Por esta razón, acciones como la planeación estratégica a corto, mediano y largo plazo generan iniciativas para aprender a manejar las situaciones que no son cotidianas para una compañía. La falta de visión y planeación son algunos de los causantes de la desaparición de la mayoría de las empresas a nivel general, al respecto Ramírez señala, “las empresas viven del día a día y su falencia es que no planean sus actividades ni siquiera a corto plazo”.


“El aporte más valioso a nivel académico es la divulgación del conocimiento, se pueden vender asesorías para fortalecer a las empresas y ellos mismos pueden acceder a capacitaciones y diplomados que los formen. Muchos de los encargados de estos negocios empiezan de manera empírica y es bueno que estas habilidades las complementen con el conocimiento que otorga un programa académico”, añade María Teresa Ramírez.


Finalmente, los investigadores generan estos espacios de análisis para que cada vez más emprendedores opten por nuevas iniciativas que les ayuden a crecer y fortalezcan su capacidad de innovar. “Muchos están innovando en temas de producto, prestación de servicio y canales de comercialización y eso les ha permitido mantenerse en el mercado”, concluye Carlos Mario Muñoz.