Noticias

Experiencias internacionales - Trabajo Social

La estudiante Katalina Alfaro, estudiante del programa de Trabajo Social nos cuenta cómo logró aprovechar las oportunidades brindadas por la virtualidad. Su relato detalla cómo su movilidad internacional impulsó su aprendizaje académico, cultural e idiomático. 

“Durante el paso por la universidad conocemos muchas personas y vivimos experiencias magníficas, conocemos excelentes profesores que nos aportan por completo y forjan nuestro carácter y además, nos acompañar en el proceso de ser quienes somos hoy en día.  

Pero además de ello, podemos agregar lo valioso de conocer otra cultura y darnos la oportunidad de nuevas experiencias retadoras.  

Eso fue para mí el paso por la Universidad de Guadalajara en la que cursé un intercambio académico virtual y por medio del cual aprendí demasiado no solo académicamente sino también recibí aprendizajes para mi vida por medio de personas a quienes conocí por medio de una pantalla a la que nos vimos obligados debido a la situación actual del planeta.  

Cursé cuatro asignaturas de la Licenciatura en Desarrollo Humano y Licenciatura en Administración; además pude ser merecedora de dos becas para los idiomas de portugués e italiano aprobando los dos cursos con la mejor “boleta”.  

Indiscutiblemente, pienso que estar en territorio mexicano hubiese sido un sueño y reto personal; pero aun así, mis compañeros y docentes de la UDG me hicieron sentir como si estuviera en México ya que con su amabilidad y compañerismo estuvieron siempre pendientes de mi proceso académico y de la coyuntura social por la que atraviesa nuestro país.  

Pude conservar el contacto de muchos compañeros a quienes espero poder conocer personalmente muy pronto y quedo claro que hago parte de la familia CUCEA de la UDG.   

Agradezco de todo corazón, a la Universidad de la Salle, a la DRII, a Diana Nieto y a la profesora Ximena Giraldo por acompañarme en este proceso y apoyarme para no abandonarlo debido a la actual situación mundial; también, a la Universidad de Guadalajara por disponer estos espacios tan gratificantes y por mantener el nivel académico tan intensivo que permite hablar de la calidad educativa en México, agradezco porque me acogieron con mucho cariño.  

Invito a los demás estudiantes para que aprovechen estas oportunidades y no tengan miedo de vivir algo nuevo porque estás experiencias nos nutren profesional y personalmente de una manera significativa. 

¡¡México se robó mi corazón!!”