Noticias

¿Qué ventajas representa para el país la apertura del túnel de línea?

El túnel de La Línea es un proyecto que cruza la cordillera central con un recorrido total de 8.6 km ubicado entre los municipios de Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío). Además, hace parte del corredor vial que conecta a la ciudad de Bogotá con Buenaventura. Después de 12 años de construcción, la obra está lista para ser entregada y comenzar operaciones a partir del próximo 4 de septiembre.

Históricamente, Colombia ha atravesado una serie de cambios en su infraestructura vial, pasando de las carreteras de doble carril a las de doble calzada. Sin embargo, “en algunos puntos del país esa doble calzada no es suficiente, entonces aparece la necesidad de proyectos como túneles, como es el caso del túnel de La Línea, con el fin de lograr unas mejores conexiones en términos de tiempos y ventajas económicas y sociales.” afirma Carlos Felipe Urazán, docente del programa de Ingeniería Civil de Unisalle.

Esta es una obra que se ha pensado y estudiado desde la década de los 60 pero fue hasta 2008 que se logró su licitación. Como primera medida, se decidió llevar a cabo la realización de un túnel de prueba para identificar los inconvenientes técnicos que se podrían presentar en el momento de la excavación. La realización de este túnel piloto y las diferentes discusiones jurídicas y administrativas continuaron sumando tiempo de retraso al proyecto.

La complejidad que representa esta obra a nivel de ingeniería es alta y su finalización representa una meta alcanzada pues se debe tener en cuenta que, “una buena infraestructura permite tener mejores tiempos de viaje y traslado de mercancías. Todo esto redunda en términos económicos tanto para el comercio nacional como internacional”, concluye Urazán, resaltando así la importancia para la economía nacional.