Noticias

La hipertensión: enemigo silencioso que apaga vidas

De seguro, a muchas personas las hemos escuchado hablar de la hipertensión. Asociamos que esta enfermedad la padecen sólo adultos mayores o, desconocemos en realidad de qué trata esta silenciosa pero riesgosa enfermedad. En esta nota, la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de la Salle quiere hacer visible un trastorno grave que afecta a más de mil millones de personas en el mundo: la hipertensión.

Según la Organización Mundial de la Salud, la hipertensión o tensión arterial alta es “un trastorno grave que basado en la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias” del sistema circulatorio del cuerpo humano. Padecer de hipertensión, incrementa de manera significativa el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, cerebrales, renales e incluso oculares como la retinopatía hipertensiva, siendo una de las principales causas de mortalidad en el mundo.

 

¿Cuáles son los valores normales?

La tensión arterial tiene dos valores importantes (la tensión sistólica y diastólica). El primero hace referencia al movimiento de contracción cardiaca o latir del mismo; el segundo, hace referencia a la presión ejercida en los vasos cuando el corazón se relaja entre latido y latido. Así las cosas, los valores promedio normales de las dos tensiones respectivamente son: 120/80 milímetros de mercurio (mm Hg).

En uno de los estudios más rigurosos realizados entorno a este trastorno (ver estudio) se pudo determinar que, la prevalencia de sufrir de hipertensión en el mundo aumento de 650 millones a 1280 millones e los últimos 30 años.

 

¿Cuál es su tratamiento?

Si bien el tratamiento puede ser mediado con fármacos de bajo costo (antihipertensivos), los expertos recomiendan para controlar dicha enfermedad: reducir y gestionar el estrés y medir periódicamente la tensión arterial identificando picos altos o bajos. Por otro lado, para prevenirla hay varias recomendaciones:

  • Reducir la ingesta de sal.
  • Consumir más frutas y verduras
  • Realizar regularmente actividad física
  • Reducir el consumo de cigarrillo y alcohol
  • Disminuir la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas

Acá puedes descargar otras recomendaciones farmacológicas direccionadas recientemente por la OMS

Como vemos y más en nuestro tiempo, donde el sedentarismo de seguro será la respuesta a muchas enfermedades devenidas por la pandemia, recomendamos tener el hábito de medir la presión arterial, así como garantizar adecuados hábitos alimenticios y saludables como el ejercicio.

No permitas que este enemigo silencioso afecte tu salud o apague tu vida o la de tus familiares