Noticias

Los desafíos educativos que ha dejado la pandemia

La educación de niños y jóvenes en Colombia tuvo que cambiar en los últimos meses debido a la pandemia. Desde sus casas, cada profesor, estudiante y su familia hacen lo posible para dar clases y aprender, respectivamente, a través de las clases remotas. Sin embargo, los desafíos que se presentan siguen siendo bastantes pues no todos los estudiantes tienen las mismas condiciones en materia de conectividad y accesibilidad a la educación mediada por tecnologías. 


Guillermo Londoño, decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de Unisalle, afirma que uno de los grandes problemas educativos que se han presentado tienen que ver con un tema cultural y un tema de formación, “llegó la pandemia sin avisar y a la gente le tocó encerrarse, a los profesores les toco reinventarse para ver como continuaban algo que no se contempló bajo un modelo mediado por las TIC y a los estudiantes les tocó ver como hacían y a las familias también porque tuvieron que descubrir como hacían para estar con los niños y a la vez trabajar y estar pendientes de las cosas del hogar”. 


Es limitado solucionar los desafíos educativos que ha dejado la pandemia con tips o recetas. No porque sea imposible sino porque las condiciones de cada actor educativo son diferentes y primero se deben revisar los contextos, pues, “cuando se miran mejor las condiciones de las familias, estudiantes y profesores es pertinente realizar mejores propuestas, entonces, si hay problemas de conectividad, la solución no es dictar clases conectados en el computador dos horas porque no se puede. Aquí es donde el maestro tiene que pensar en que tipo de actividades y estrategias permiten que sus estudiantes aprendan”, explica Londoño. 


En tiempos de pandemia, el maestro tiene que volverse creativo, pensar fuera de lo que está diseñado y valerse de diferentes metodologías para que sus estudiantes aprendan, evaluar si su manera de enseñar es óptima en esta nueva modalidad y centrarse en el desarrollo de competencias en sus estudiantes. Además, se debe recordar que el aprendizaje es una responsabilidad en conjunto de las familias, docentes y estudiantes, cada uno tiene un rol determinante en este proceso