Noticias

¿Los hipopótamos en Colombia, un problema de salud pública?

Criptomonedas, Bitcoin

En 1981 el país se sorprendió con la llegada de 4 hipopótamos, 3 hembras y 1 macho, que fueron ubicados en la Hacienda Nápoles de propiedad de Pablo Escobar. Hoy, 40 años después de la llegada de estos animales, en la zona se podrían encontrar más de 80 hipopótamos (Hippopotamus amphibius), de acuerdo a observaciones y estimaciones previas, que pueden poner en riesgo los ecosistemas del lugar así como algunos cultivos y familias que habitan en el Magdalena medio, debido a que esta especie es exótica y con potencial invasor.

Expertos nacionales e internacionales han propuesto algunas “soluciones” ante esta posible crisis, pero hasta la fecha no se ha podido tomar cartas en el asunto debido a la complejidad de la situación. Sobre esto, la Dra. Laura Vargas-Castillo, docente de Medicina Veterinaria y miembro del Observatorio Colombiano de Salud y Bienestar Animal (OCSBA) explica, “devolver a los hipopótamos a su hábitat natural en África no es una opción viable, por razones logísticas (manejo), económicas (costos), ecológicas (diversidad genética) y comerciales (acuerdos de traslado internacional). Por otro lado, la castración es muy difícil de lograr dado que tomaría mucho tiempo cebar, alimentar y ganarse la confianza del animal para poder castrarlo, además del costo del procedimiento, y la última solución que han planteado es la caza de estos animales, pero, en Colombia la caza, en general, no está permitida, aunque se podría considerar el sacrificio como estrategia de control poblacional, así que es una situación que desde cualquier óptica no es fácil de manejar”, afirma la Dra. Vargas.

Para el Dr. Diego Soler-Tovar, investigador del Grupo de Epidemiología y Salud Pública y miembro de OCSBA afirma que este tema también debe de ser mirado desde una óptica investigativa que busque trabajar la empatía por la formas de vida y la psicología de la conservación, “una de las posibles soluciones a esta problemática es analizar caso por caso y determinar cuál sería la mejor opción para cada animal dado que no todos los hipopótamos son iguales en términos de su relacionamiento con otras especies y su entorno. Sin embargo, como investigadores si debemos tomar cartas en el asunto desde el punto de vista de la investigación porque lo que se sabe de ellos y su relación con el ecosistema es relativamente poco, sobre todo, desde la perspectiva sanitaria, por ejemplo, desconocemos sus enfermedades o si ellos pueden transmitirlas a animales silvestres, domésticos o inclusive humanos” expresó el Dr. Soler-Tovar.

Cabe mencionar que los hipopótamos son animales herbívoros que durante el día habitan, en mayor medida, los lagos y estanques en donde se ubican provocando que sus únicos movimientos sean registrados en la noche. Hasta el momento son escasos los casos en que un hipopótamo haya atacado a un ser humano en Colombia, pero el riesgo existe.

Como comunidad universitaria hacemos un llamado a todos los investigadores, biólogos, veterinarios y amantes de la fauna de nuestro país a trabajar en pro de la ciencia a través de proyectos que puedan repercutir en soluciones efectivas para estos animales y en relación con las comunidades circundantes al hábitat donde ellos habitan.